FAQ

¿Cómo es la terapia? 

Tendremos unas primeras sesiones de evaluación (entre 2 y 4 sesiones) en las que te preguntaré sobre tu motivo de consulta, sobre lo que te trae a terapia y sobre tu vida en general. Es importante que en estas primeras sesiones pueda recoger toda la información posible para hacerme una idea de lo que te ocurre y por qué se está manteniendo tu malestar. Después de estas primeras sesiones de evaluación, haremos una sesión de devolución, en la que yo te explicaré mis hipótesis de por qué creo que te ocurre lo que te ocurre y cómo podemos empezar a hacer cosas para cambiarlo. En este momento, entre los dos, estableceremos los objetivos que queremos conseguir y te presentaré un plan de tratamiento (que técnicas y procedimientos seguiremos para lograr un cambio). A partir de ahí comenzaremos la intervención psicológica. 

Como ves, es un proceso transparente, en el cual yo te explicare en todo momento lo que hago para que puedas sentirte seguro. Aun así si no entiendes algo de la terapia, puedes preguntar e incluso, no estar de acuerdo con ello, ¡Es normal! Lo importante es que puedas comunicarlo para que yo pueda hacer algo al respecto y que te sientas cómodo durante todo el proceso. 

¿Cómo son las sesiones? 

Normalmente, las sesiones tienen una duración fija de 50 a 60 minutos. En caso de ser necesario más tiempo, se acordará entre paciente y terapeuta. Nos podremos ver semanalmente, y las citas se acordarán en función de mi agenda y de tu disponibilidad. Intentaremos que las citas sean siempre el mismo día y a la misma hora, aunque esto no es una norma rígida. En ocasiones te mandaré tareas para realizar en casa o te recomendaré material que creo que puede ayudarte en tu proceso. 

¿Cuánto tiempo dura la terapia? 

Cada persona es un mundo y puede necesitar más o menos tiempo para notar cambios. La psicoterapia es un proceso habitualmente largo, lo normal es que estemos unos meses trabajando. Seguramente tras la evaluación podamos decirte más fielmente cuánto tiempo podremos estar, aunque es difícil hacer una previsión exacta del número de sesiones. Sí podemos decirte, que lo más frecuente es estar de 6 meses a 1 año. A veces antes se consiguen avances, a veces es necesario más tiempo. Pero sí debes saber que los progresos los irás notando a medida que avancemos, y es necesario paciencia y compromiso por tu parte para ver resultados. 

¿Cuándo debo ir a terapia? 

  • Cuando existe dolor emocional, en forma de emociones negativas intensas como tristeza, miedo, pánico, cólera, desesperanza… 
  • Cuando sientes que nada tiene sentido. 
  • Cuando tu malestar está afectando a una o varias áreas de tu vida: relación de pareja, familia, relaciones de amistad, trabajo, alimentación, ocio… 
  • Cuando una persona significativa en tu vida (familiar, amigo) se ve afectado por tu problema y te aconsejan la necesidad de recibir tratamiento psicológico. 
  • Cuando otros especialistas no han podido solucionar tu problema y te aconsejan buscan un especialista de la salud mental 
  • Cuando después de seguir un seguimiento psicofarmacológico, los resultados no son todo lo satisfactorios como podrían ser 
  • Cuando todos los intentos que has llevado a cabo para solucionar tu malestar no han sido suficientes. 

¿Es recomendable que tome medicación psiquiátrica si voy a terapia?

No es ni bueno ni malo en sí mismo tomar medicación psiquiátrica, depende de cada caso y siempre hay que seguir las indicaciones de tu médico de cabecera y psiquiatra a la hora de empezar o dejar de tomar este tipo de medicación. 

En un momento determinado la medicación puede ayudarnos, de hecho, lo hacen y funcionan, por eso se siguen utilizando. Sin embargo, nos sirven para aliviar el malestar o disminuir la intensidad de este, pero en ningún caso nos enseña formas de enfrentarnos a los problemas ni posibles soluciones a este. 

Si estás tomando medicación, es importante que lo comuniques al inicio de la terapia, pero no dejes de tomarlos de repente. La terapia puede llevarse a cabo mientras tomas medicación y a medida que vayamos trabajando y hayas aprendido nuevas estrategias, podremos hablar con tu médico para que vaya retirando la medicación poco a poco si es posible.